Colegios/En profundidad/Inicio/Reportajes

Proyecto Navactivate, en el CEIP Nuestra Señora del Villar

En los primeros cursos de Educación Primaria el alumnado parece estar implicado en las clases de Educación Física. Es una actividad que deleita, que resulta atrayente y, en la mayoría de los casos, divertida. Sin embargo, a medida que se alcanzan niveles educativos más altos, los alumnos no se interesan por los contenidos de esta área, no se sienten motivados, no conectan con la materia ni comprenden su importancia y, muchos de ellos, se apartan de realizar cualquier tipo de actividad física. Quisiéramos centrar las estrategias, por lo tanto, en la asignatura de Educación Física, dentro de la etapa de Educación Primaria, como vehículo excepcional para promover el desarrollo de hábitos saludables y perdurables entre los jóvenes, al tiempo que se considerarán las actividades físicas extraescolares como un recurso añadido y útil que debe seguir la misma línea propuesta desde el ámbito escolar, de tal forma que ambas actúen como promotoras y emisoras de salud, sean permeables en una doble dirección y, en ningún caso, emitan mensajes contradictorios a los escolares.

Dentro de nuestra propuesta de desarrollo de estilos de vida activos y saludables entre los escolares, coordinado y desarrollado por los seis maestros/as especialistas en Educación Física del CEIP Nuestra Señora del Villar, buscaremos generar unos hábitos cotidianos de práctica de ejercicio físico saludable en el alumnado a lo largo de su vida.

El proyecto que proponemos se desarrolla a lo largo de toda la etapa de Educación Primaria, desde primer hasta sexto curso, en diferentes fases. Así, se parte de una fase inicial de motivación grupal de tres semanas de duración (enganche) en la que llevamos a cabo un juego básico de pistas que le llevarán al alumno a descubrir su propio Estilo de Vida Activo (EVA). Una vez captada la atención inicial del alumno y de las familias, pasaremos a una segunda  fase donde procederemos a la detección inicial de alumnos sedentarios, alumnos en el umbral del sedentarismo y alumnos activos. Para ello, y con ayuda de las nuevas tecnologías, tanto los alumnos como las familias completarán una serie de cuestionarios validados científicamente y relacionados con el número de horas que realizan actividad física a lo largo de una semana, comparando los resultados obtenidos con los propuestos por la Organización Mundial de la Salud. Dependiendo de los resultados obtenidos, y siempre en colaboración con el profesorado del centro y las familias de los escolares, se ofrecen una serie de consejos y directrices a los escolares que entran dentro de la categoría de “sedentarios” y/o “en el umbral del sedentarismo”. Se les explica y procura un acercamiento a la variedad de actividades físico-deportivas que ofrece el centro escolar y la localidad. Por último, se lleva un seguimiento a lo largo de toda la intervención con la intención de ver la puesta en práctica del proyecto de desarrollo de estilos de vida activos.

Asimismo, y de forma paralela y continuada a lo largo de todo el curso, desde la asignatura de Educación Física se promueven una serie de actividades no sólo para el alumnado sedentario o situado en el umbral del sedentarismo, sino para todo el alumnado con la intención de mantener el gusto por la actividad y hacer que los hábitos saludables perduren en el tiempo.

 

Los objetivos y antecedentes del proyecto:

A pesar de los beneficios físicos y psicológicos del ejercicio físico, el porcentaje de la población que se mantiene realizando ejercicio regularmente es todavía bajo. En una estimación global, la Organización Mundial de la Salud indicó para el 2008 que tan solo el 31 % de las personas mayores de 15 años eran suficientemente activos (i.e., hacer ejercicio al menos 30 minutos, 5 o más días a la semana). Precisamente, el periodo que va de la infancia a la adolescencia ha sido indicado como fase crítica para el abandono de la actividad física. En este sentido, un estudio reciente sobre los hábitos deportivos de los escolares españoles mostró que el porcentaje de niños que realizan práctica activa (al menos 5 horas de actividad física a la semana, al margen de las clases de Educación Física) aumentaba progresivamente desde los 6-7 años de edad (37 % chicos y 26 % chicas) hasta los 10-11 años (66% para chicos y 44 % para chicas). Sin embargo, llegados los 12-13 años se producía un descenso progresivo que llegaba a situar la participación en actividad física en el 44 % de chicos y 16 % de chicas a los 16-18. En vista del progresivo incremento del abandono de la actividad física en el tiempo libre durante los últimos cursos de la Educación Primaria parece importante que la investigación centre su atención en los factores que pueden incrementar la motivación de los escolares para adoptar y mantener un estilo de vida activo.

Es así como nace el proyecto “Estilos de Vida Activa”, basando su acción en la práctica físico-deportiva grupal. Este programa nace en el seno de una comunidad educativa de aproximadamente 700 miembros, pertenecientes al Centro de Educación Infantil y Primaria “Nuestra Señora de Villar” de Laguna de Duero, provincia de Valladolid.

Surge en el curso escolar 2014/2015 como iniciativa conjunta entre el Departamento de Educación Física y el equipo directivo del centro, curso en el que se procuró dar respuesta a los siguientes propósitos:

  1. Promover la realización de actividades físicas lúdico-recreativas.
  2. Contribuir a la formación y educación integral de los alumnos y al desarrollo armónico de su personalidad.
  3. Vincular la práctica deportiva a valores como el esfuerzo personal, el trabajo en equipo, la cooperación, la solidaridad, la tolerancia, el respeto al adversario, el juego limpio y la igualdad de género.
  4. Aceptar y respetar las normas de seguridad y de conservación del medio urbano y natural.
  5. Aceptar las normas sociales y democráticas que rigen el trabajo en equipo.
  6. Vivenciar la práctica de actividad física y el deporte como una fuente de disfrute, salud y enriquecimiento personal.
  7. Incluir en esta práctica a la mayor parte de la comunidad educativa.
  8. Mejorar el clima del aula, la convivencia escolar y los resultados académicos como efecto colateral.
  9. Aminorar las diferencias para mejorar la segregación establecida en las aulas y trabajar de forma inclusiva.

Acciones, procedimientos y recursos:

Este programa que sigue en marcha hoy en día, se definió en varios puntos, y aunque en el primer año no se desarrollaron todos, en la memoria del curso escolar 2016-2017 podemos destacar los siguientes:

  • Actividades extraescolares: Son cuatro: La semana blanca en 5º y 6º cursos de Educación Primaria, la semana verde (actividades de senderismo y recorridos en el entorno natural) y participación y difusión de las actividades físico-deportivas que se pueden realizar en el centro escolar y en el entorno de la localidad. Su objetivo es establecer relaciones de iguales, fuera del aula, animando a la participación mayor posible a través de la práctica de estos deportes.
  • Actividades complementarias: Senderos escolares, circuitos de educación vial, rutas de bicicleta, escalada, campeonatos deportivos, entre otras.
  • Actividades de centro: Actividades lúdico-deportivas (“Un juego al mes”), recreos saludables (participación en actividades deportivas durante el tiempo de recreo), almuerzo saludable y celebración de actividades de carácter deportivo y recreativo.
  • Actividades de apoyo: Charlas sobre alimentación saludable y de prevención de drogodependencias para el alumnado de 3º a 6º de Educación Primaria.
  • Proyectos y talleres: En el curso escolar 2014/2015 comenzó la implantación de un proyecto, coordinado por los maestros especialistas de Educación Física del CEIP Nuestra Señora del Villar, orientado a la promoción de estilos de vida activos y saludables. Este proyecto fue reconocido con el Premio Nacional Nestlé Healthy Kids de sensibilización sobre nutrición, salud y bienestar a los niños en edad escolar de todo el mundo. Sabiendo los beneficios que un programa de ejercicios y estilos de vida activos y saludables tiene para nuestro alumnado, destacamos las posibilidades que ofrece a nivel cooperativo y en torno a la mejora de las relaciones sociales de los niños en la etapa de Educación Primaria, en el que se comprueban los efectos sobre diferentes aspectos de la práctica y de la dinámica de grupo producidos tras participar en ese programa. El estudio que hasta ahora hemos implementado y cuyas directrices generales se van a seguir implementando en los siguientes cursos corrobora que, gracias a la participación en este programa, los escolares entienden que la mejor forma de resolver los conflictos es dialogando, mostrando empatía. La elaboración de normas, para que sean de obligado cumplimiento por todos, es un elemento clave en la toma de decisiones dentro de la organización de la sesión. Además, les permite adquirir responsabilidades y adquirir un papel protagonista.

 

Actividades desarrolladas por el AMPA La Nava: Desde el centro consideramos que las actividades deportivas y saludables que se lleven a cabo son parte del conjunto de la comunidad educativa. Así, desde la Asociación de Madres y Padres de Alumnos, en coordinación con el área de Educación Física del Colegio Nuestra Señora del Villar, se ofertan una serie de actividades tanto para alumnos como para padres y madres de alumnos. Entre todas ellas, cabe destacar: judo; patinaje en línea; atletismo; tenis; gimnasia rítmica; natación; pádel; bailes urbanos; yoga (para padres y madres); y huerto y naturaleza (alimentación saludable)

El programa “Estilos de Vida Activos” se desarrolla en las instalaciones del centro escolar, fundamentalmente el pabellón polideportivo y el patio (excepto algunos talleres del AMPA que necesitan una infraestructura de la que el centro no dispone). En el curso escolar 2016/2017, y continuando con las propuestas iniciadas el pasado curso, continuamos apoyándonos en las clases de Educación Física y en las actividades físico-deportivas como vehículo excepcional para promover el desarrollo de hábitos saludables y perdurables entre nuestro alumnado, al tiempo que consideramos y fomentamos la participación en actividades físicas extraescolares como un recurso añadido y útil que debe seguir la misma línea propuesta desde el ámbito escolar, de tal forma que ambas actúen como promotoras y emisoras de salud, sean permeables en una doble dirección. Para lograrlo, proponemos una serie de estrategias y metodologías didácticas que ayuden a que en el curso escolar 2016/2017 seamos capaces de:

  1. Potenciar que las clases de Educación Física y los programas de ejercicio extraescolares se desarrollen en un clima afectivo y relacional positivo que facilite un desarrollo de la autonomía, autoestima y sensación de disfrute de los adolescentes. De este modo, cuando la práctica física resulta satisfactoria para aquél que la realiza, es de esperar que se produzca un juicio favorable sobre su propia actividad y una actitud positiva hacia la misma.
  2. Recuperar la figura del maestro-profesor de área como motor de la práctica de ejercicio físico escolar y extraescolar y reconociendo su papel ejemplarizante como promotor de salud.
  3. Promover estilos de vida saludables a partir de las necesidades propias del alumnado de Educación Primaria y a partir de la detección de las necesidades particulares de cada escolar, prestando especial atención a los ámbitos de la alimentación saludable y el deporte educativo.
  4. Abrir a los escolares a nuevas experiencias a las que parecen carecer de interés intrínseco, dotándoles de recursos suficientes para motivarles y hacer que perseveren en este tipo de prácticas. Es fundamental, entonces, que los programas de ejercicio físico para el alumnado sea motivantes, teniendo en cuenta los intereses, necesidades y expectativas de éste a la hora de diseñarlos. La motivación del escolar es, por tanto, uno de los factores principales para su implicación en la realización de las tareas y programas físico-deportivos, es una cualidad necesaria en toda actividad deportiva que pretenda realizarse de por vida.
  5. Cambiar ciertas ideas preconcebidas, compensar desequilibrios, discriminaciones y sesgos sexistas que algunas prácticas deportivas tienen en el contexto sociocultural. Es decir, potenciamos la idea de deporte para todos desde el ámbito escolar, promoviendo un ejercicio físico accesible para todos, ofreciendo igualdad de oportunidades a los alumnos con independencia del sexo, niveles de habilidad u otros criterios de discriminación, y proponiendo actividades relevantes y significativas con un mínimo de riesgos (burlas, lesiones, inseguridades).
  6. Minimizar la discriminación habitual que en las actividades físico-deportivas suele hacerse a favor de personas muy hábiles con respecto a las menos dotadas, que no hace sino avivar comportamientos selectivos y respondientes a intereses consumistas. En las actividades y programas que diseñamos se eluden estos obstáculos, poniendo el énfasis en la participación, esfuerzo y placer de modo que se afiancen hábitos de vida activos y saludables.
  7. Concienciar y buscar el apoyo de las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos, las cuales convocan una gran cantidad de actividades culturales, educativas y recreativas en los centros escolares y son un buen recurso para fomentar e incrementar la oferta de actividades físico-deportivas.
  8. Incrementar la publicidad a nivel escolar sobre los peligros para la salud que ocasiona un estilo de vida predominantemente sedentario (hipertensión arterial, obesidad, depresión, diabetes) durante las etapas de crecimiento, desarrollo y maduración de niños y adolescentes. Así, difundimos pirámides de la actividad física saludable en niños y jóvenes, incidimos en los hábitos alimenticios saludables, fomentamos el uso de la bicicleta como medio de transporte saludable, incidimos en la importancia de limitar el tiempo dedicado a ver la televisión, damos a conocer las actividades físicas que se pueden realizar en el entorno cercano, contactamos con equipos escolares del municipio, entre otras.

A lo largo del curso 2016/2017 se han llevado a cabo los siguientes proyectos y talleres dentro de la promoción de estilos de vida saludables:

  1. Proyecto “un juego al mes”: En los recreos buscamos fomentar la convivencia entre el alumnado, ofreciéndoles recursos a través del juego y la actividad deportiva.
  2. Proyecto “semana de la bici”: Gracias a la participación de toda la comunidad educativa y determinados colectivos (ciclistas profesionales, médicos dietistas, policía municipal, entre otros), se plantea la utilización de la bicicleta como herramienta para la promoción de un estilo de vida activo. En este curso 2016/2017, se celebran ya cinco años de la Semana de la Bici, desarrollándose entre el 12 y el 16 de junio de 2017. Es, de todos los proyectos que forman parte del Plan Navactívate, el más ambicioso. En esta edición, hemos contado con Javier Mínguez, seleccionador nacional de ciclismo en ruta, que abrirá nuestra semana; con Ruth Varona, triatleta de nivel mundial; con Daniel Cavia, campeón de España de ciclismo en ruta; con Alba Torres, subcampeona de España en pista. Aitor Martínez, Policía Municipal, que tras sufrir un accidente cuando salía a entrenar, ha concienciado a alumnado y profesorado sobre el cuidado de los ciclistas en la carretera. Noel Martín, piloto de tándem Olímpico, nos ha hablado de su experiencia en las Olimpiadas de Río. Sergio Monge, nos ha contado sus retos increíbles relacionados con la bici. José Antonio García, padre de un alumno, nos habló de la especialidad de descenso; y Sergio Fernández, responsable del club deportivo Triathlón Laguna de Duero, preparará un duathlon en el patio del colegio.  Como invitado especial de este año hemos recibido la visita de un antiguo alumno del colegio, que nos ha contado su experiencia en el mundo del deporte. También hemos continuado, en conjunto con el banco de alimentos de Laguna de Duero, con nuestra tradicional recogida de leche. Otras actividades que hemos llevado a cabo han sido: talleres de mecánica de bicicletas, circuitos de habilidad y de seguridad vial coordinados por la Policía Municipal de Laguna de Duero, talleres de primeros auxilios en colaboración con la Federación de Salvamento y Socorrismo y dos sesiones de cycle para el alumnado de los dos últimos cursos. Terminamos nuestra semana de la bici con las ya habituales bicicletadas, en las que el alumnado de quinto y sexto curso, junto con la Policía Municipal y el profesorado de Educación Física del centro, salen a recorrer los entornos del centro en bicicleta. Todo ello, fomentando que el alumnado acuda al colegio en bicicleta, adaptando y reservando un espacio del centro como aparcamiento de bicicletas.
  3. Proyecto “senderos escolares”: Se llevan a cabo actividades que conciencian sobre la importancia de acudir al colegio andando o en bicicleta, elaborando una serie de rutas para acudir al colegio con seguridad desde casa y de una manera más activa y saludable.
  4. Proyecto “escuela de chefs”: Talleres de cocina que permiten al alumnado aprender de dónde vienen los alimentos y cómo se compran, además de dar pautas para la elaboración de dietas saludables.
  5. Talleres de actividades físico-deportivas extraescolares: “Hacia el deporte I” (dirigido al alumnado de primer a tercer curso de Educación Primaria) y “Hacia el deporte II” (dirigido al alumnado de cuarto a sexto curso de Educación Primaria).
  6. Acercamiento a las actividades extraescolares físico-deportivas que ofrece la Asociación de Madres y Padres de Alumnos y del entorno de la localidad: Sesiones presenciales para conocer diferentes deportes, tales como judo, zumba, tenis, atletismo, fútbol-sala, baloncesto, natación, baile moderno, baile flamenco, balonmano, entre otros.

 

Acciones, procedimientos y recursos (presenciales y virtuales) que se han puesto en práctica para desarrollar las actuaciones en el centro

El proyecto Estilos de Vida Activos y Saludables se puso en práctica durante el curso escolar 2014/2015, desarrollándose en todos los cursos de Educación Primaria en diferentes fases: (1) fase inicial de motivación grupal (enganche), partiendo de un juego básico de pistas, con una duración de tres semanas, que llevan al alumnado a descubrir a nuestro personaje misterioso EVA (Estilo de Vida Activo); (2) una segunda fase donde se procede a la detección inicial de alumnos sedentarios, alumnos en el umbral del sedentarismo y alumnos activos. Para ello y utilizando las nuevas tecnologías, tanto los alumnos como las familias completarán una serie de cuestionarios relacionados con el número de horas que realizan actividad física a lo largo de una semana y se  comparará con lo que propone la Organización Mundial de la Salud; (3) una tercera y última fase cuyo objetivo primordial va orientado a dar respuesta a dos grandes bloques de contenidos:

  1. Actividad físico-deportiva: En este bloque se pregunta tanto a las familias como a los alumnos (por separado, para contrastar la información y sea más veraz) unos cuestionarios en los que se pregunta qué cantidad de actividad física realizan a la semana, tanto la actividad reglada como la libre, es decir las actividades extraescolares relacionadas con la actividad física y las salidas con sus familias o amigos al parque, a caminar, a jugar, etc.
  2. Alimentación: En este bloque de nuevo se pregunta a familias y alumnos por separado en relación a la alimentación que realizan y conocimiento que tienen sobre el tipo de alimentación equilibrada y saludable.

De los resultados obtenidos, aquellos alumnos que no cumplan con los requisitos propuestos por la Organización Mundial de la Salud se procede a la intervención individualizada realizando un seguimiento, en colaboración con las familias, ofreciéndoles una serie de consejos y directrices hacia los que encaminar las posibles actividades físicas (actividades que ofrece el centro y la localidad) a realizar a partir de ese momento por el alumno y la familia. Una vez detectado e intervenido se realizará un posterior seguimiento con el fin de ver la puesta en práctica de las actividades propuestas.

Paralelamente y durante todo el curso, desde el área de Educación Física se promueven una serie de actividades, no solo para aquellos alumnos que lo necesiten especialmente sino para el conjunto del colectivo con el fin de mantener el gusto por la actividad y hacerla que perdure en el tiempo.

Todas estas actividades vienen detalladas en el punto anterior donde se reflejan talleres y proyectos relacionados con la actividad física.

El objetivo primordial es hacer que nuestros  escolares adquieran estilos de vida activos y hábitos saludables, promoviendo  la modificación de los factores externos que influyen negativamente en su salud, modificando las pautas de comportamiento y colaborando y trabajando en equipo con las familias para que los efectos en el niño continúen en el tiempo.

2 pensamientos en “Proyecto Navactivate, en el CEIP Nuestra Señora del Villar

  1. Pingback: Plan de mejora “LA MAGIA DE LAS PALABRAS” del CEIP Ntra. Sra. del Villar | La Fragua de Laguna de Duero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s