Actos de Ateneo Sociocultural de Laguna de Duero/Inicio

Resumen de la Ponencia sobre “La consideración internacional del Cambio Climático”

Autor: Javier Rodríguez Abad

El pasado día 6 de Junio se celebró una conferencia programada por el ATENEO SOCIOSCULTURAL LAGUNA DE DUERO, celebrada en el salón de la Casa de Las Artes. Esta conferencia se enmarca dentro de las actividades que nuestra Asociación programa a lo largo del curso y entendíamos que el tema propuesto, Medioambiente y Cambio Climático, era lo suficientemente interesante a nivel social como para traer a este Ateneo a un ponente como el Doctor Javier Gutiérrez, profesor universitario de solvencia contrastada y a su vez miembro del Colectivo “Ecologistas en Acción”.

A pesar del interés del tema propuesto los vecinos de Laguna no respondieron como se esperaba, tan solo acudieron unas 40 personas, que siguieron con suma atención las disertaciones del profesor Gutiérrez, entrando al final de la ponencia en animado debate de preguntas, que nuestro ponente contestó con solvencia.

El concepto de Cambio Climático surgió como consecuencia del claro deterior de los mares, aguas superficiales, etc. y se pretendía poner límites al consumo y su continuo crecimiento de recursos naturales, habida cuenta que estos son finitos, a la par que llamar la atención a la población e intentar poner soluciones a los problemas detectados. Y fue un acierto, de tal forma que la ONU lo definió y lo presento junto con un grupo de científicos, que elaboraron una serie de informes sobre el estado del planeta, consecuencias previstas y la evolución en el tiempo.

Los organismos de la ONU elaboran, de forma periódica, informes que alertan sobre los efectos de este Cambio Climático, con datos incuestionables, como por ejemplo el aumento continuo de la T media del planeta, que no deja de ascender en los últimos decenios.

Por otro lado la Organización Mundial de Meteorología y otras organizaciones mundiales han emitido informes de alerta y siguen emitiéndolos sobre esta situación de alarma; costes económicos derivados de esa situación, muertes prematuras a su causa, etc. No obstante aún hay corrientes y personas que niegan y ponen en duda esta teoría y las consecuencias de ella, existe una corriente de negación del Cambio Climático y todos los datos e informes indican lo contrario.

A iniciativa de la ONU se emitió un documento nacido de esta acción denominada “Protocolo de Montreal”, por la ciudad donde se elaboró y emitió. En este protocolo se alertaba y denunciaba del excesivo uso de determinados compuestos gaseosos (aerosoles y gases de refrigerantes industriales) que “se comían” el ozono de la atmosfera.

El Protocolo de Montreal nació del Convenio de Viena para la protección de la capa de ozono, tan necesaria para la vida del planeta y diseñado para su protección. Se negoció, por los luego firmantes del documento, en el año 1.987, entrando en vigor el 1 de Enero de 1.989. Posteriormente se celebraron sucesivas para su revisión y desde su firma en 1.989 se ha revisado sucesivamente en Londres, 1.990; Nairobi, 1.991; Copenhague, 1.992; Bangkok, 1.993; Viena, 1.995; Montreal, 1.997 y Pekín , 1.999 y suponía, entre otras medidas, sustituir los gases nocivos por otros menos perniciosos

Este protocolo, de cumplirse en su integridad, suponía la recuperación de la capa de ozono para el año 2.050, pero los incumplimientos por parte de los firmantes y el abandono de otros, saliéndose del acuerdo, están retrasando en exceso el logro de los fines propuestos.

Esta iniciativa, en el tiempo, fue ampliada con otra serie de acuerdos y protocolos: el “Protocolo de Kioto”, conducente a reducir en un 8% la emisión de gases efecto invernadero, estos gases no son solo el CO2, sino todos aquellos otros que se suman a ese efecto nocivo y por ello la tasa de gases nocivos a la atmosfera se mide en el llamado “CO2 equivalente”, que consiste en calcular las Tm emitidas y convertidas en “Tm de CO2”. Se establecieron diferentes métodos de contabilizar el balance y en este método toman un papel importante las masas boscosas, a la hora de computar las Tm. de gases emitidos. A este Protocolo de Paris se le sumaron otros, el de Paris, el Acuerdo de Rio, etc., pero todos ellos están “verdes” por , entre otras las causas ya apuntadas y de cualquier manera el objetivo de estos acuerdos, casi siempre incumplidos en gran medida, esta la bien “intencionada” idea de limitar el aumento de la Temperatura media  del planeta a un máximo de 2º C y/o lograr rebajar esa tasa a aumentos del 1,5º C, pero el planeta tiene más retos medioambientales, si bien estos protocolos han estado incidiendo en el gran problema de los gases efecto invernadero, contribuyentes netos del Cambio Climático que padece nuestro planeta Tierra. Por ello no hay que perder de vista las otras causas: contaminación de las aguas superficiales, océanos, mares y subsuelo, de forma subyacente (el problema de los residuos derivados del petróleo, los plásticos).

Pero claro todas estas “buenas intenciones” precisan de financiación y esta aparece con muchas dificultades, se avanza muy lentamente, incluso se han aumentado el nivel de mínimos y las consecuencias son los continuos retrasos por “motivos Técnicos”. De cualquier manera parece que ya hay unanimidad en que ya los efectos negativos, son irreversibles.

El “Panel Intergubernamental para el Cambio Climático” ha definido e identificado toda esta problemática y pone por ejemplo uno muy significativo: las consecuencias casi inmediatas afectarían a Bangladés con el desplazamiento de 60.000.000 de sus habitantes a otras zonas, ya que el nivel del mar en sus costas se elevará 30cmts, en los próximos años y evidentemente este es solo un ejemplo y qué duda cabe que ello conlleva a graves problemas económicos en las sociedades y esto se traduce en que los planes previstos se retrasen, entre otras causas, por las dificultades derivadas de las “rentas per cápita” de las poblaciones.

Bien, esta conferencia, de la que este resumen solo pretende ser el escaparte de la excelente charla dictada por el Profesor D. Javier Gutiérrez. El ATENEO se sentiría satisfecho si de la lectura del mismo saliesen nuevas conciencias ecologistas y de paso afianzar el concepto de que el CAMBIO CLIMATICO está aquí y nosotros estamos ¿aún a tiempo? de detenerlo o cuando menos aminorar sustancialmente su letal avance. Se debe forzar a los Estamentos, que ya plantean posibles soluciones, para que los países miembros se involucren y por derivada las sociedades, que en definitiva son las culpables y/o las beneficiadas de los remedios que se apliquen.

Nuestro Planeta está en evidente riesgo y los Protocolos, informes emitidos y conferencias celebradas deberían ser de obligado cumplimiento, pero lo triste es que esos mismos acuerdos dejan “resquicios” para su incumplimiento o soslayarlo. La compra-venta de Tm de CO2 equivalente es una muestra palpable de esos atajos, que los acuerdos alcanzados ya determinan.

Desde aquí exhortamos a nuestros vecinos para que cada uno y es su pequeña o gran medida contribuya al logro de esos GRANDES OBJETIVOS, apliquemos aquello de que “un grano no hace granero pero….”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s