Creaciones/Inicio

POESÍA A TORO: ARTE SACRO, VINO Y QUESO…

Veintitrés de febrero
de dos mil diecinueve…
desde Toro veo el Duero
y mi alma se conmueve.
Desde la Vía Escipión
la vista se alarga mucho
mientras detallada explicación
de la guía yo escucho
sobre un vestigio de muralla
y sobre un estratégico puente…
y cuando ella se calla
yo deseo que nos cuente
qué huellas dejó el pasado
en la villa zamorana…
señalándonos, casi al lado,
una huella muy romana…
tiene estatus de Colegiata
con cimborrio destacado,
de la villa flor y nata,
como bien nos fue contado…;
construida en siglo y pico
por escasez de dinero,
pues cuando uno no es rico
lo necesario es primero…
Antes de entrar en el templo,
en la puerta de la entrada,
alegorías contemplo
con explicación razonada…
arquivoltosa escultura
de armonía inigualable
la destaca de hermosura
en románico loable…

Traspasando esa puerta
entramos a un templo helado…
arquiadornando otra puerta abierta
vimos majestuoso legado
que, explicado por la guía,
se nos hizo comprensible
(yo pensaba en la pulmonía,
pues hacía un frío horrible) …;
que si original policromía,
que si arquivolta con juicio final,
que si muerte y coronación de María,
que si purga de pecados infernal…;
mi vista estaba llena
de bíblicas alegorías,
pero ella se sintió plena
con el órgano de armonías…
Vimos en la antigua sacristía
cristo de marfil en calvario nacarado…
cuadro con mosca en manto de María
y la custodia que habían robado…
Luego vimos una bodega antigua
que hoy está restaurada,
su historia se antoja ambigua
aunque fue bien explicada…
con su prensa de al revés…
con su huso y su marrana…
si quieres vas y la ves,
abren toda la semana…
Son tres pisos de escalera…
paredes de piedra y ladrillo…
también tiene una zarcera
por la que entraba el albillo…
en sus suelos ya no hay cera…

el conjunto tiene brillo…
y, con guía, es de primera…
De ahí a la plaza de toros…
repleta de historia y madera,
mi corazón se hizo lloros
y hubo foto en escalera…
En los zapatos la arena
que trajeron de Sevilla,
adquirida por ser buena
pa la plaza y pa la villa.
Con mi muleta rendida
en el ruedo apoyada,
hice fotos de la vida
donde la muerte es lidiada…
Después visita a otra bodega
de divinas proporciones
donde el vino es colega
de la comida en raciones…;
etiqueta 24 mozas con corcho tío babú,
y Jabalina por sorpresa ¡madre mía!,
unos tragos y se oye un tururú…
es el vino que fomenta la alegría…
De ahí al museo del queso
con apellido sonoro,
su tradición tiene peso
y la muestran cual tesoro…
Y ya para nuestro hogar
después de compartir día
en un hermoso lugar
en agradable compañía…

A Javier, mención aparte,
que, en el bien organizar,
muestra compromiso y arte;
y nos hizo disfrutar…
A Carmen, gracias también
por proponer la excursión…
tengo que decir amén
a tan buena decisión…

2 pensamientos en “POESÍA A TORO: ARTE SACRO, VINO Y QUESO…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s