Inicio/Poesía

A Golpe de tambor, del Gallo del Alba

A GOLPE DE TAMBOR.

.

“Nos hicieron muchas promesas, más de las que puedo recordar. Pero jamás cumplieron ninguna de ellas, excepto una: nos prometieron que nos quitarían nuestras tierras… y nos las quitaron” (Nube Roja)

.

El viejo poeta escribió sus versos

en la piel ajada de un viejo tambor,

y en cada golpe resuena su voz…

Sus versos se hicieron poemas,

y éstos se hicieron canción,

sus rimas se hicieron leyenda,

su mensaje cabalgó en el viento

que desbocado todo lo llenó…

En sus manos había experiencia,

en su retina la imagen del tiempo,

su memoria guardaba recuerdos

que sabían de ciencia, conciencia y verdad…

Se acordaba del búfalo libre;

se acordaba del lobo que nunca atacó;

se acordaba de verdes praderas

que luego el caballo de hierro invadió…

Se acordaba de la pipa humeante

que mil veces como paz ofreció;

se acordaba de las mil traiciones

que el blanco imperial propició…

Se acordaba del tratado roto

y del hacha que desenterró

en defensa de su esencia y su honra,

se acordaba de que fue él quien perdió…

Se acordaba de la estrecha reserva

donde el imperio los recluyó,

se acordaba de sus flechas y plumas

con las que cazó, con las que rigió…

Se acordaba del viento en su cara;

se acordaba del agua tan clara

donde bañaba su cuerpo cada mañana

cuando el Sol calentaba sus días…

Se acordaba de todo y de nada,

resignado a su sino fatal,

– ¡qué voy a hacer!, – se decía,

– si el imperio impone su mal…

Estas tierras nunca fueron de nadie,

nunca hubo escrituras de tal,

pero el blanco las echó el ojo

y a nosotros nos echó su enojo…

Ahora hay dueños de esto y de aquello,

se apropiaron de lo que era de todos,

y los campos que estaban abiertos

por sus cercas fueron cerrados…

No hay caballos que libres galopen

por las anchas praderas de entonces,

ni hay búfalos que coman su hierba,

solo hombres que esquilman su esencia…

Desde entonces se acabó la vida

que libre campaba a sus anchas,

empezando una supervivencia

donde gana el que tiene más armas…

– Y así estamos en estos días,

entre guerras y garras que arrancan el alma,

cada día la muerte arrebata vidas

cuando el hombre contra el hombre dispara…

Desarraigo y destierro a raudales,

y Europa ya alquiló una reserva

para quienes huyendo de la guerra salvaje

sin pan ni equipaje le piden amparo y clemencia…

El imperio se extiende y derrota

la esperanza de todo el que espera,

y con leyes cargadas de trampas

arrebata al pobre el pan de la cena…

Es la Ley del más fuerte, del que tiene la tela,

la que rige el destino del hombre y del hambre,

la que impone la bestia de siete cabezas,

es la Ley que rige la vida en la Tierra.

¡Ha sonado el tambor!

y a su dictado he escrito sin tregua…

Todo esto lo fui yo escribiendo

calentándome al amor de una hoguera

una noche estrellada cualquiera,

el silencio palpitaba en mi corazón

y los ecos que en la noche se escuchan

me devolvieron, golpe a golpe, la voz del viejo poeta…

                               El Gallo del Alba.

Un pensamiento en “A Golpe de tambor, del Gallo del Alba

  1. Querido Gallo del Alba, tus poemas y comentarios son imprescindibles. No nos dejes huérfanos de tus glosas y comentarios.
    El,ultimo me ha encantado. Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s