Inicio/Reseñas de libros

Por qué fracasan los países

Dentro de las actividades de la Asociación Ateneo existe un taller de lectura. Queremos compartir algunas de las lecturas que realicemos. Pero no solo haremos una reseña de los libros que leamos en el taller, sino que expondremos otras obras (no necesariamente literarias) que creamos que tienen interés para los vecinos de Laguna.

Vamos a comenzar con un ensayo, aunque en este caso no ha sido leído en el marco del taller literario. Se trata de un libro de economía publicado en 2012. En su momento tuvo mucha popularidad, y se hicieron numerosas referencias a él por parte de tertulianos, periodistas, economistas, etc., las cuales han circulado en los medios de comunicación y en la red.

En los últimos años, a raíz de la crisis económica y política que hemos (o estamos) sufrido (sufriendo) en España, hemos oído hablar continuamente de términos como “élites extractivas” o “capitalismo de amiguetes”. Y en parte la explicación, de un modo formal, a esos términos se puede encontrar en esta obra.

¿Por qué fracasan los países?

fracasan_paises

Los autores. Daron Acemoglu y James A. Robinson. Para completar la información hacer click en la imagen. Daron Acemoglu, nació en Estambul en 1967. Es profesor de Economía en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). El centro de su estudio ha versado sobre la economía política, la economía del desarrollo, el crecimiento económico, la tecnología, los ingresos y la desigualdad salarial, el capital humano y la formación, y la economía del trabajo. James Robinson es profesor en la Universidad de Harvard. Estudió Economía en la London School of Economics, la Universidad de Warwick y la Universidad de Yale. Anteriormente enseñó en el Departamento de Economía de la Universidad de Melbourne, la Universidad del Sur de California y en el Departamento de Economía y Ciencias Políticas de la Universidad de California en Berkeley. Ha centrado su investigación en el desarrollo económico y la política comparada, con un interés particular en América Latina y el África Sub-Sahariana.

 

Un excelente libro escrito por dos economistas estadounidenses. No obstante, y a pesar de ello, recuerda más a los tratados de economía clásica que a la mayoría de los actuales ensayos sobre la materia.

Entremos en materia. ¿Cuál es el objeto del libro? Responder a la pregunta que plantea su título.

El principio

La ciudad de Nogales está dividida por una alambrada. Si uno se queda al pie al lado de la valla y mira al Norte ve Nogales (Arizona). La renta media de un hogar es unos 30.000 $ al año. La mayoría de los adolescentes van al instituto y la mayoría de los adultos tienen estudios universitarios. […]

La vida al sur de la alambrada, a solamente unos metros de distancia, es bastante distinta. A pesar que los habitantes de Nogales viven en una parte relativamente próspera de México, la renta media de cada hogar es aproximadamente una tercera parte de la que tienen en Nogales, Arizona. La mayor parte de la población no tiene educación secundaria y muchos adolescentes no van al instituto.

¿Por qué dos ciudades limítrofes pueden tener niveles muy distintos de renta y de bienestar? Es la pregunta de la que parte “Por qué fracasan los países”

Así comienza el primer capítulo de “Por qué fracasan los países”. Y a partir de él, los autores se preguntan: ¿por qué una determinada zona del territorio es rica y la otra, al otro lado, que comparte situación geográfica y cultura es pobre?

En sus cerca de 600 páginas los autores explican su teoría de por qué hay países prósperos y otros que no han logrado alcanzar niveles de bienestar aceptables.

¿Y cuál es el núcleo de su hipótesis? Las instituciones. Aquellos países que han desarrollado instituciones económicas y políticas inclusivas progresan, mientras que los que mantienen o desarrollan instituciones extractivas, fracasan.

El núcleo central de la teoría que plantean es que los países que prosperan son los que desarrollan instituciones inclusivas

Para intentar demostrarlo hacen un recorrido histórico por los diferentes países del mundo, con el objeto de analizar las causas del desarrollo o subdesarrollo. Y es por ello que en ocasiones parece que estemos más ante un libro de historia que de economía (o es que quizás hoy en día cuando se escucha a un economista parece más que nos encontramos ante un científico de laboratorio que ante un investigador social).

En 600 páginas exponen su teoría. Y para ello describen pasajes de la historia de España, Inglaterra, EEUU, Francia, Etiopía, Sudáfrica, Argentina, China, Rusia, El Congo, Brasil, Australia, entre otros países. Y como algunos de estos países lograron crear instituciones inclusivas, y como consecuencia alcanzaron elevados niveles de desarrollo, y otros de ellos no lo consiguieron.

El libro está lleno de referencias históricas

A la vez analizan periodos históricos. Plantean como pequeños cambios sociales facilitaron el sedentarismo y permitieron la transición al neolítico y la adopción de la agricultura en Oriente Próximo; nos acercan a la antigüedad e intentan explicar la crisis del imperio romano a partir de la configuración de élites cada vez más extractivas; analizan la superación de la Edad Media en parte de Europa, y la incidencia que tuvo en ello la peste negra, y como los campesinos y los burgueses fueron adquiriendo más poder. Profundizan en la revolución inglesa y su relación con la revolución industrial. Todo ello sin olvidar la revolución francesa y su influencia en el resto de Europa, o la revolución de EE.UU. La época colonial también forma parte de sus páginas, así como su relación con el subdesarrollo de muchos de los países africanos o asiáticos en la actualidad.

Y abordan los diferentes “sistemas de producción”: la esclavitud, el feudalismo, el colonialismo, el capitalismo o el socialismo son descritos en el libro, y como las instituciones interrelacionan con ellos, afianzándolos en unos casos, o superándolos en otros.

En resumen, un libro, muy recomendable por varias razones:

En primer lugar, hace un recorrido por momentos clave de la historia del mundo, y lo hace de un modo global, teniendo en cuenta todos los continentes, épocas o modos de producción. Por lo tanto, se puede leer como una obra de divulgación histórica.

En segundo término, plantea una teoría interesante para comprender las distintas fases de desarrollo global, y de los estados, pero que también sirve para realizar un análisis más local. Obviamente las instituciones extractivas también operan en el ámbito nacional, autonómico o local. ¿Nadie se ha planteado por qué fracasan las CC.AA. o los municipios? 

En tercer lugar porque facilita la comprensión, pero también el debate. Es necesario leer el libro con ojos críticos. En este punto a la teoría que exponen se le pueden hacer bastantes objeciones. Invalida de un modo muy débil otras teorías (geográficas o culturales) alternativas para explicar el desarrollo o el subdesarrollo. Plantea que los cambios institucionales se dan por pequeñas diferencias críticas, pero sin explicar bien como se dan esas diferencias. Y en ocasiones da la sensación de un planteamiento anglocéntrico.

Y finalmente porque no elude la responsabilidad de los países occidentales, especialmente a raíz del colonialismo, en la formación de las instituciones y en el devenir histórico de muchos de los países menos desarrollados. Y en este sentido España no sale bien parada.

Y junto a todo ello, porque es una obra deliciosa y es fácil de leer.

Víctor Manuel Simón

17 pensamientos en “Por qué fracasan los países

  1. Pingback: MEMORIAL DEL CONVENTO, de José Saramago | La Fragua de Laguna de Duero

  2. Pingback: TODO CUANTO AME, de Siri HUSTVEDT | La Fragua de Laguna de Duero

  3. Pingback: EL GIGANTE ENTERRADO, de Kazuo Ishiguro | La Fragua de Laguna de Duero

  4. Pingback: EL JARAMA, de Rafael SANCHEZ FERLOSIO | La Fragua de Laguna de Duero

  5. Pingback: MEDIO SOL AMARILLO, de Chimamanda Ngnozi ADICHIE | La Fragua de Laguna de Duero

  6. Pingback: EL ORDEN DEL DÍA, de Éric VUILLARD | La Fragua de Laguna de Duero

  7. Pingback: PASTORAL AMERICANA, de Philip Roth | La Fragua de Laguna de Duero

  8. Pingback: LECCIÓN DE ANATOMÍA, de Marta Sanz | La Fragua de Laguna de Duero

  9. Pingback: SINUHE EL EGIPCIO, de Mika Waltari | La Fragua de Laguna de Duero

  10. Pingback: EL SILBIDO DEL ARQUERO, de Irene Vallejo | La Fragua de Laguna de Duero

  11. Pingback: LA DEPENDIENTA, de Sayaka Murata | La Fragua de Laguna de Duero

  12. Pingback: Carta de una desconocida de S. Zweig y El honor perdido de Katharina Blum de H. Böll | La Fragua de Laguna de Duero

  13. Pingback: TRES DIAS Y UNA VIDA, de Pierre Lemaitre | La Fragua de Laguna de Duero

  14. Pingback: TUS PASOS EN LA ESCALERA, de A. Muñoz Molina | La Fragua de Laguna de Duero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s