Actos de Ateneo Sociocultural de Laguna de Duero/Creaciones/Inicio

Exoplanetas, de Borja Valladares, ha sido el ganador del I Certamen de Microrrelatos del Ateneo de Laguna

Entre los 222 microrrelatos que se han presentado al certamen, ha sido premiado en primer lugar Exoplatenas, de Borja Valladades, escritor residente en Vigo. El microrrelato versa sobre la búsqueda de vida inteligente fuera de nuestro planeta.

Exoplatenas trata sobre la búsqueda de vida inteligente fuera de nuestro planeta.

Antonio Presencia (Valencia), con el texto titulado “Nadando contracorriente” ha quedado en segundo lugar. Fulgencio Ruiz (Las Palmas de Gran Canaria), con el relato “Lección de hipocresía” y María Sergia Martín (Madrid), con el microrrelato “En nombre de Marcial”, han obtenido la misma puntuación, por lo que el jurado ha decidido que ambos sean segundos finalistas.

La entrega del premio se realizará, coincidiendo con las Jornadas del Asociacionismo y Voluntariado de Laguna de Duero, el próximo sábado 21 de mayo, a las 19:30, en el entorno del Lago.

A continuación reproducimos el relato ganador, y los tres finalistas.

Relato ganador

Exoplanetas

Por Borja Valladares González

Ariana Wood era la tercera en intervenir, una profesora destacada en el campo de la física. Salió al atril con un folio entre las manos y una expresión corporal que reflejaba nerviosismo. La conferencia trataba sobre la posibilidad de vida inteligente en otros planetas, y de cómo sería un hipotético encuentro con estos seres. Las abundantes cámaras mostraban la repercusión de la conferencia. Allí se encontraban reunidos los mejores físicos y astrónomos del mundo. Detrás del atril había una gran pantalla para presentar los vídeos o fotos que apoyaban las tesis de los invitados.

Tras un breve silencio, unas imágenes proyectadas dejaron a los presentes confusos. Ariana inició su intervención: “los extraterrestres ya nos visitaron, conviven entre nosotros desde los inicios de la historia. Humanoides bípedos con el don del habla y una inteligencia milagrosa. Son tan iguales que sólo podemos distinguirlos por su extrema delgadez. Suelen vivir en zonas concretas del mapa terrestre y nos referimos a ellos como tercer mundo. Buscamos vida inteligente ahí fuera y nos olvidamos de la que hay aquí dentro”, concluyó.

La solidaridad del pequeño e irreverente discurso levantó un aplauso unánime que todavía resuena en aquel auditorio.

raya2

Primer Relato finalista

Nadando contra corriente

Por Antonio Presencia Crespo

Llevamos tres meses con esta relación y me estoy volviendo loco. La quiero mucho, con toda mi alma, y ella me repite a toda hora que también me ama, que no me preocupe, que encontraremos una solución.

Nos decimos uno al otro que lo de los amores imposibles es un mito del pasado, que no hay fronteras para el amor en el siglo XXI, el siglo de la tolerancia. Pero cuando nos miramos en silencio sabemos que sí hay fronteras, y que muy probablemente nuestro amor es imposible.

Yo estoy poniendo todo lo que puedo de mi parte. En estos tres meses he aprendido a nadar, y ha aumentado considerablemente mi capacidad de apnea bajo el agua, pero no es suficiente, no lo consigo. Siempre necesito salir a respirar. Ella me anima y me ayuda, pero poco a poco va cediendo a la evidencia.

Quizás hay que empezar a aceptar que la maravillosa aventura que empezó aquel bonito día de pesca no tendrá un final feliz, y que es imposible amar a una sirena.

raya2

Segundos Relatos Finalistas

Lección de hipocresía

Por Fulgencio Ruiz Bragado

Se acomodó en el asiento trasero mientras ahuecaba mecánicamente el nudo de la corbata. Estiró las piernas y los brazos, colmando el habitáculo del automóvil con su cuerpo y con la satisfacción incontenible que sentía. Era consciente de que esa noche había triunfado. En su cabeza resonaban aún las ovaciones del multitudinario auditorio, anónimo por el contraluz de los focos que sólo iluminaban su figura en el atril. Los pasajes más vehementes del discurso, mil veces ensayados ante el espejo, volvían a su mente -¡Son necesarias políticas sociales…- Aplausos. -…compromiso e igualdad…redistribución de la riqueza!- Una nueva aclamación, que le obligó a callar unos instantes en que imaginó a sus rivales componiendo un forzado gesto de asentimiento. -¡Solidaridad con los más necesitados…- El corto trayecto fue suficiente para afianzar su certeza de ser un gran hombre, casi un filántropo.

El coche oficial paró cerca de su casa. El chófer le abrió la puerta con deferencia, pero únicamente le compensó con un lacónico “buenas noches”, sin mirarlo siquiera. Un mendigo revolvía en el contenedor de la basura. Lo observó de soslayo, esbozando una mueca de desprecio, acaso de asco. Se cruzó de acera, imaginando las crónicas laudatorias del periódico.

raya2

En el nombre de Marcial

Por María Sergia Martín González

Mi marido nunca tiene tiempo para nada. Marcial es de esos tipos que, cuando necesita un pantalón o una camisa, es servidora la que –por solidaridad– se patea las mejores tiendas para comprarlos. Si hay que renovar el seguro, acudir a reuniones de vecinos o partir el pavo en Navidad… También me encargo yo, eso sí, siempre en su nombre. Si hasta en nuestra noche de bodas, por problemas de agenda, hube de consumar el sacramento con su primo Alfredo.

Un domingo, alguien le dijo que tenía los ojos cetrinos de los muertos. Se asustó tanto que pedimos cita para un chequeo. Me aseguró que iría, pero en el último momento una cita ineludible le hizo declinar. Una vez más, acudí en su nombre.

Los resultados, demoledores: cirrosis hepática. Le inscribieron en una lista de trasplantes y, dos meses después, nos comunicaban que tenían un órgano compatible. Y ahí estaba yo.

Marcial no ha venido a visitarme al hospital tras la operación. Aunque sé lo ocupado que está, comienzo a sospechar –por el luto extremo de mis cuñadas y sus lágrimas constantes -que algo va mal. Confieso que lo que más me aterra es la pícara sonrisa del primo Alfredo.

6 pensamientos en “Exoplanetas, de Borja Valladares, ha sido el ganador del I Certamen de Microrrelatos del Ateneo de Laguna

  1. Muy buenos todos ellos. En cualquier caso puedo comentaros que mi preferido es ” en nombre de Marcial” . Jocoso e inteligente. Si no os lo comento, reviento. Enhorabuena a todos los Premiados. Un saludo

    Me gusta

  2. Pero qué bueno “En el nombre de Marcial” te atrapa desde el principio. La mujer relegada a mero elemento antagónico desplaza el foco de atención hacia su marido. En el transcurso del relato es ella la que crece como la auténtica protagonista y con los giros sorprendentes de la historia acabará siendo la ganadora. Al final queda flotando un fleco picarón que nos saca una sonrisa. ¿Se puede pedir más? Mis felicitaciones a la autora.

    Me gusta

  3. Pingback: Dos años de la Revista La Fragua | La Fragua de Laguna de Duero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s