Inicio/Poesía

Tres poemas, por Esther Ruiz Zumel

“ZARPAR”

                                  

Atrapas en mi ensenada

el bohemio dilatando su

triste partida.

Oleaje bravío en el mar calmado.

Anclando tu propio destino entre

corales de despedida infinita.

Corazones yertos aunando relevancia

manejando olas emergidas entre

secretos marítimos.

Aquel dolor confesaba un regreso

olvidando tu estancia en la tierra.

 

“HERIDA DE PECADO”

Herida sentimental fumigando
sobre antorchas abrigando
el prado del pecado.
Querías respuestas equivocando
cicatrices piadosas.
Influyendo un rumbo acallando
trovadores salvando ese amor
descarnando un telón valorando
un verso pecador arrojado con
odio al infierno de la realidad.

 

 

“DESAHOGO”

 

Rompe cadena deliberadamente

Escogiendo la senda donde caminan

Los vencidos uniendo manos fraternales

Avanzando sin descanso por caminos

Renovados de fe.

Tiende manos vacías en un festín

Confuso entre voraces bienes materiales.

Seres humanos sufriendo la incomprensión

Rechazando la indiferencia.

Seres humanos.

Abrir los ojos ignorando afrentas que

Supura el corazón acechado.

No pierdas la vista aplacada en la

Debilidad mostrando una neutral

Saqueando con frio el campo de batalla

Padeciendo la anemia social.

Sería soberbia.

Empapada con mezquindad.

Abrir puertas dedicadas al amor

Sin distinguir la imperfección de

Espíritus buenos congregando una

Profunda razón alienando misterios.

Con bondad llegaremos a esa perdida

Solidaridad oprimida.

Jardines frondosos enredadera

En las horas más felices arrancando

Un olvido brumoso en espigas

Amarillas reflejada en él espejo

De nuestra propia infancia.

Golondrinas festejan el atardecer

Primaveral sintiendo susurra las

Olas alejando los albatros planean

Senderos de inmensidad alcanza

Horizontes de esplendor.

Hablo el viento renovando el espino

Y almendros entre veredas tímidas

Entonando radiantes himnos.

Luminosas fiestas celebran las

Armonías del crepúsculo.

Tú ruiseñor apartado del camino

Vives solitario en alegres flores.

Sagrado vínculo consume con tu

Dulce encanto entona la bella

Nocturnidad.

Pasare cubriendo cada poro

El consuelo del desahogo

Deteniendo el tiempo de la

Eterna felicidad.

Tapizan los montes

Cantando las estrellas

Prados jugando entre

Nubes de algodón y

Océanos plateados.

Renacer en el sueño de

La vida alejando las

Tinieblas de la anunciada

Muerte absoluta.

 

 

 

Mª ESTHER RUIZ ZUMEL

TEJEDORA DE SUEÑOS

 

DERECHOS RESERVADOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s