Andres Hombria/Inicio/Opinión

Palestina seis años despues (parte II), lo que ha cambiado desde entonces

Autor del artículo: Andrés Hombría

raya2

.

Realmente debería decir “lo poco que ha cambiado desde entonces”. Efectivamente en 2014 el presidente de EEUU era Obama y ahora es Trump. Lo que dicen es muy diferente, pero lo que hacen no.

Por su parte  la UE sigue haciendo solemnes declaraciones en que reclama el respeto a la legalidad internacional, porque en ese caso hablar sale gratis. De hecho el 18 de junio de 2020, cuando la amenaza de la anexión israelí del valle del Jordán era inminente, la UE renovó su acuerdo de “cielos abiertos” con el estado sionista. El hecho tiene singular relevancia. Los portavoces (oficiales u oficiosos) de la diplomacia europea aducen siempre que la UE no puede establecer sanciones comerciales contra Israel, porque éstas sólo pueden adoptarse por unanimidad. Pero esto no era el caso del acuerdo de “cielos abiertos”, que fue aprobado por el parlamento europeo por amplia mayoría. El titular de exteriores de Israel, Gaby Ashkenazi celebró el hecho, señalando que “la aprobación del acuerdo es una manifestación importante de la relación entre Israel y Europa, especialmente en los ámbitos del comercio, I+D y turismo”.

 La pregunta es qué ha cambiado en el otro lado ,en el de las partes directamente implicadas: el estado de Israel y la población palestina,

 En el caso israelí, los seis años transcurridos confirman las tendencias que señalábamos. Especialmente significativo fue la aprobación de la “Ley del estado judío” en mayo de 2018. En ella se declaraba que “Israel es una nación diferente de cualquier otra, en el sentido de que es el estado-nación del pueblo judío”. Correlativamente se suprimía la cooficialidad del árabe y se declaraba que  el estado debía apoyar y promover las comunidades judías, en una referencia clara a los asentamientos de colonos en Cisjordania y el Golán. Por si cabía alguna duda de lo que significaba dicha ley, el parlamentario que la defendió, Avi Dichter, declaró tras su aprobación que “Fijamos este importante principio como ley, para evitar la más mínima idea, y mucho menos propósito, de transformar Israel en un país de todos sus ciudadanos”.  La contradicción implícita que suponía la declaración de Israel como estado “judío y democrático” se resuelve con ello definitivamente.

 Puede aducirse que en este sentido, el cambio de Obama a Trump ha tenido efectos reales. Igual que lo ha tenido en el reconocimiento yanqui de la soberanía israelí sobre el Golán y Jerusalén. La realidad es que, en esto como en otras muchas cosas, la diferencia entre demócratas y republicanos en EEUU es más de discursos que de políticas. Cierto es que el plan elaborado por Kusher, el yerno  y consejero del presidente supone el entierro definitivo de la solución de los dos estados…pero también parece claro que ésta estaba ya muerta cuando Trump accede a la presidencia. En cierto sentido, lo que ha hecho éste es firmar el certificado de defunción.

 Pasa ya una semana del 1 de julio, fecha en que  iba a producirse la anexión, y de momento nada ha cambiado. Todo parece indicar que Netanyahu, asegurada ya su reelección (y probablemente su impunidad), no tiene demasiado interés en formalizar un paso que iba a producirle más problemas que ventajas… como muy bien se han encargado de recordarle un amplio colectivo de antiguos responsables de seguridad. En particular le hubiera privado de dos de sus principales baluartes, que son el acuerdo de paz con Jordania…y la existencia misma de la Autoridad Nacional Palestina.  Sin ellos la situación en Cisjordania acabaría siendo mucho más explosiva que en Gaza, con la diferencia de que en aquélla Israel tendría que ejercer directamente de potencia ocupante sin intermediarios. De igual forma la diplomacia estadounidense en todo Oriente Próximo pagaría los platos rotos de la anexión, perdiendo un margen de maniobra importante en la zona. EEUU ha conseguido mejorar mucho sus relaciones con los gobernantes del mundo árabe, pero sigue siendo enormemente impopular entre su poblaciones,  las cuales viven el expolio del pueblo palestino como un agravio propio.

 Ciertamente los palestinos dejaron  hace mucho tiempo de ver a la OLP como su defensa ante el intento de desposesión sionista. Se limitan a sobrevivir día a día, agarrándose con uñas y dientes a sus tierras. La población palestina en los territorios ocupados, a pesar de la insoportable presión de la ocupación no disminuye. Sin embargo, la condición de “potencia ocupante” empieza a hacer mella entre los judíos de Israel. De los siete millones  de ciudadanos israelíes  catalogados como judíos, un millón vive fuera del país. En algunos casos han vuelto a sus países de origen. En otros, simple y llanamente prefieren vivir en un país “normal”. Como dato curioso hay más de cien mil viviendo…en Alemania. La emigración de la URSS reforzó en su momento el peso demográfico judío en Palestina, pero nada parecido a ello es previsible que pueda volver a darse.

 La solución de los dos estados, que yo defendía hace seis años, era en el fondo la que podían compartir los sionistas sensatos. Pero parece que  la clase política israelí se aleja de cualquier forma de sensatez. Sus principales aliados exteriores, los sionistas cristianos, de igual forma que le aseguran el apoyo de los Trump y Bolsonaro, parecen haberle contagiado su irracionalidad.

 Evidentemente, el nuevo apartheid no se derrumbará por sí solo. Les invito a manifestar su oposición a él apoyando públicamente la causa palestina y exigiendo a sus representantes políticos que lo hagan, boicoteando los productos israelíes ( si son aficionados a los dátiles, por ejemplo, miren bien de dónde vienen los que compran), no viajando a “Tierra Santa”, que en realidad es “tierra ocupada”…Si queremos ver un día una Palestina libre y democrática , citando a Labordeta, “habrá que empujarla para que pueda ser”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s